lunes, 7 de octubre de 2013

DERECK RIGGS: ¡¡¡WILL REMEMBER YOU FOREVER EDDIE!!!


Infortunio para ustedes, Tierra y Mar 
Pues el demonio ha mandado a la bestia con ira 
Porque El sabe que el tiempo es corto 
Dejad al que entiende el numero de la bestia 
Pues es un numero humano 
Su numero es seiscientos sesenta y seis 


(Apocalipsis Capitulo XIII versículo 18) 

Partí solo, con la mente en blanco 
Necesito tiempo para pensar y ver los recuerdos de mi mente 
Lo que vi puedo creerlo 
Que lo que vi aquella noche fue real y no solo fantasía 
Lo que vi, en mis viejos sueños 
Fueron reflexiones de mi deformada mente 
Porque en mis sueños, siempre esta ahí, 
Esa malvada cara que retuerce mi mente y me hace desesperar

La noche era negra, no tenia sentido voltear 
Pues lo único que podía ver era alguien mirándome 
En la niebla obscuras figuras se mueven y retuercen 
Era todo esto verdad o solo una especie de infierno. 

666 el numero de la bestia 
Infierno y fuego fueron engendrados para ser liberados. 

Las antorchas brillaban y cantos sagrados se rezaban 
Empezaron a gritar, manos alzadas al cielo 
Por las noches, las llamas arden brillantes 
El ritual ha empezado 
El trabajo de Satán esta hecho. 

666 el numero de la bestia 
El sacrificio se lleva a cabo esta noche. 

Esto no puede continuar, tengo que informar a la ley 
Sigue siendo real o solo un loco sueño? 
Pero me siento atraído por los cantos de la horda del mal 
Ellos parecen hipnotizarme... no puedo evadir sus ojos. 

666 el numero de la bestia 
666, lo único para ti y para mi. 

Volveré, Regresare 
Y poseeré tu cuerpo y te hare arder 
Tengo el fuego, tengo la fuerza 
Tengo el poder para hacer que mi maldad siga su curso.

The Number of the Beast –Iron Maiden
-IRON MAIDEN-

Dentro del amplio panorama temático del movimiento cultural conocido como Rock, el Heavy Metal ocupa un importantísimo lugar dentro de la música contemporánea.

Nacido a fines de los 60 y principios de los 70, ha sabido ganarse un lugar más que importante en el rebelde espíritu de la juventud de todas las décadas que supieron escucharlos.

-DERECK RIGGS-
Black Sabbath, Deep Purple, AC/DC, Aerosmith, Motorhead, Judas Priest y Metallica son apenas unas pocas bandas (quizá las más representativas) de esta importante movida musical, que aun en la actualidad conserva todo el poder creativo con la que supieron identificarse.

Una de ellas, motivo de la creación de este artículo, fue la banda inglesa Iron Maiden (en castellano sería Virgen de Hierro, en obvia alusión al instrumento de tortura medieval), la cual supo transformarse en uno de los grupos más importantes de la música “metalera” desde su lejana génesis, allá por 1975.

La misma se encuentra conformada por Steve Harris (Bajo y coro, además de ser el fundador de la banda), Dave Murray (Guitarra líder y rítmica), Adrian Smith (Guitarra líder y rítmica, vocalista), Bruce Dickinson (Vocalista), Nicko McBrain (Baterista, percusión), Janick Gers (guitarra líder y rítmica) y como último, pero no menos importante, debemos nombrar a una monstruosa, perversa y diabólica criatura llamada Eddie the Head, auténtico icono representativo de la misma.

Basándose en una propaganda de guerra publicada durante la Guerra de Vietnam (1955-1975) y en un viejo chiste sobre un niño que había nacido siendo únicamente una cabeza, el ilustrador Derek Riggs (13 de febrero de 1958 –Portsmouth- Inglaterra) creó esta suerte de zombi con muy mala leche el cual hizo su aparición en todas y cada una de las portadas de los discos editados por Iron Maiden.

Si bien, a lo largo de los años, Eddie sufrió diversas transformaciones (según los artistas que le tocaron en suerte) Dereck Riggs supo otorgarle la impronta exacta que le permitiría representar de manera total al espíritu de esta famosa banda de rock.

 A lo largo de todos estos años, Eddie the Head se ha transformado en una retorcida representación de nuestro mundo actual. Un ser cruel, siniestro y despiadado… como lo es la humanidad toda.


-GALERÍA DE IMÁGENES- 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada