miércoles, 23 de marzo de 2016

HUMILLE MAESTRO (15): SIMON STÅLENHAG

-LA COTIDIANEIDAD DE LO FANTASTICO-

Hace ya un largo tiempo percibí que Internet era como una especie de inmenso océano virtual por el cual navegamos gracias a una pequeña barca conocida como computadora.

En esas turbulentas aguas, llenas de extraños monstruos que atacan cada uno de nuestros sentidos con cánticos ensoñadores, existen pequeñas islas que nos ponen en contacto con las realidades que se distribuyen, caóticas, por sobre la superficie de nuestro planeta.

En dichas islas habitan conocimientos. Muchos de ellos son tan solo basura mediática sin el menor valor para nuestras vidas. En otras se desarrollan mundos violentos ahítos de calamidades y malas nuevas. Otras son pura felicidad sin contenido alguno.

Y hay unas pocas, las menos, que valen la pena de ser visitadas.

En mi incesante búsqueda de imágenes para este blog, que es tan solo una pequeña isla llena de buenas intenciones, he sabido encontrar cosas sumamente interesantes, pequeñas joyas de la ilustración que han sabido ganarse mi admiración y, espero, la de todos aquellos que se dignan a visitarme.

Tal es el caso de Simon Stâlenhag.

Nacido en Estocolmo (Suecia) hace unos 32 años, este artista freelancer se ha transformado en un más que notable ilustrador de temáticas relacionadas con la ciencia ficción, destacándose también como un consumado paleoartista que ha sabido explorar con maestría los tiempos en el que los dinosaurios fueron los reyes del planeta.




-PROCESO CREATIVO DE "THE COURSE"-

La mayor parte de sus trabajos han sido publicados en dos libros llamados “Swedish Machines- Lonely Places” y “Tales from the Loop”, los cuales tuvieron un gran éxito de ventas.

En las retro-futuristas pinturas realizadas por Simon Stâlenhag, la cuales fueron recreadas digitalmente mediante la utilización de una simple tablet, conviven dinosaurios extintos, monstruos biotecnológicos, robots vagabundos con características tribales, gigantescas naves aéreas, acechantes máquinas de guerra salvajes, ciclópeas torres y una intrincada tecnología de naturaleza totalmente desconocida con la cotidianeidad presente en los seres humanos que transitan por todo ese distópico universo.

Ocasionales transeúntes, trashumantes mochileros, laboriosos granjeros, fuerzas policiales, camioneros y curiosos niños deambulan por esos insólitos paisajes rurales y suburbanos, en donde las grandes ciudades no parecen tener cabida, llevando adelante sus tranquilas existencias casi sin inmutarse ante las maravillas que se encuentran a su alrededor.

El mismísimo Simon Stâlenhag nos habla sobre su proceso creativo:-

“He crecido en este paisaje. Aquí es donde he jugado y fantaseado con robots y dinosaurios. Para mí ha sido natural el utilizar este paisaje en mi trabajo, ya que se trata de mi infancia en este sitio.

“En mi libro “Tales from the Loop” he experimentado con niños dentro de este ambiente. Para ellos es algo extraño y místico. Los niños son los que juegan en ese paisaje y se hacen preguntas. Los adultos solo pasan por allí de camino al trabajo. A pesar de que los niños no puedan entender la física que hay detrás de estas cosas, ellos son los que las descubren.

“Algunas personas dicen que las escenas son típicamente suecas y ello se debe a que soy muy meticuloso con los detalles. En mis libros encontraran la ciencia ficción pura y simple localmente cultivada .”

Seducido ante esa extraña realidad que nos es presentada, yo me pregunto:-

¿Qué es lo que le ha sucedido a este mundo en el pasado?

¿Qué terrible invasión extraterrestre o catastrófica guerra mundial ha producido a esos insólitos cambios?

¿Se produjo quizá una disrupción en el entramado del tiempo y el espacio debido a un experimento fallido?

¿Cuántos años han pasado desde esa supuesta catástrofe como para que la gente lo tome como algo normal y cotidiano?

Las respuestas, si observas atentamente cada uno de estas magistrales pinturas, dependerán de lo que tu imaginación pueda dar de sí.


-GALERIA DE IMÁGENES-
























































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada